5 destinos imponentes de Argentina

07/05/2016

Argentina está llena de lugares increíbles por sus características geográficas naturales que te van a dejar alucinado. ¡Enamorate de paisajes únicos que son todos nuestros!

El Cono de Arita, Salta

En la inmensidad del Salar de Arizaro encontrarás una sorpresa. Dentro de este “mar de sal” hay una pirámide que se levanta inexplicablemente en una planicie negra: es el Cono de Arita. Vas a quedar maravillado por su forma geométrica, porque aunque parezca construido por la mano del hombre, ¡es una formación de la naturaleza!

 

Mar de Ansenuza, Córdoba

¿Sabías que la laguna Mar Chiquita, también conocida como Mar de Ansenuza, es cuatro veces más grande que el Mar Muerto? Además es uno de los humedales salados más importantes del mundo y cobija a la mayor biodiversidad de aves en toda la provincia de Córdoba. Este es el paraíso natural de Miramar y lo podés disfrutar no sólo avistando especies, sino también entre deportes náuticos, pesca y espectaculares atardeceres.


 

Saltos del Moconá, Misiones

Hay un lugar para que descubras una de las caídas de agua más increíbles. Recorré los saltos del Moconá, en la reserva de biósfera Yabotí: la caprichosa falla geológica hizo que la formación de los saltos se diera de manera paralela al río, lo que hace, literalmente, que el agua derrame su energía de costado. Esta característica dota al lugar de una inmensidad inconmensurable que te va a hacer sentir admiración por la naturaleza.

 

Parque Provincial Ischigualasto, San Juan

Declarado Patrimonio Natural Mundial, este Parque Provincial sanjuanino alberga los restos fósiles de los dinosaurios más antiguos de la Argentina. Vas a encontrar enormes geoformas, resultado de la erosión natural, algunas con figuras raras como “el submarino” y “el hongo”, que combinan perfectamente con los diversos tonos de color de la tierra. ¡Imperdible!

 

Salinas del Gualicho, Río Negro

Dejate sorprender por un imponente oasis blanco en la Patagonia. Las Salinas del Gualicho en Río Negro son las más extensas de Argentina, las segundas más grandes de Sudamérica y las terceras del mundo en términos de producción. Este paisaje lunar está asentado sobre unas de las mayores depresiones del planeta, a 72 metros bajo el nivel del mar. El manto blanco infinito te va a parecer un espectáculo único: el Bajo del Gualicho estuvo cubierto de mar hace por lo menos 300 millones de años, por lo que en sus capas más profundas se suelen encontrar huesos de animales petrificados y hasta dientes de tiburón.