Arte en cada rincón de Buenos Aires

Museos, galerías, festivales, librerías, muestras locales e internacionales, arquitectura, arte urbano. Todo convive en la gran urbe porteña, que invita a vivir la cultura de una forma única.

Si Buenos Aires es la ciudad que nunca duerme, hay que aceptar el desafío. Para que dé el tiempo y aprovechar todo lo que tiene para ofrecer, en una escapada o diez días, se exprimen al máximo las horas entre museos y centros culturales, galerías y librerías, sitios en los que encontraron inspiración desde Jorge Luis Borges hasta Roberto Arlt, donde aún hoy se nutren Marta Minujín y Marino Santa María.

Es la Capital Cultural de Latinoamérica y eso se siente frente a un cuadro de Xul Solar o viendo de noche al Planetario iluminado en medio del bosque urbano. Se respira el arte en la calle desde que se pisa la vereda, en bicicleta parando a ver un mural en una fachada, yendo a tomar el subte y descubriendo impresionantes obras en cada estación o en una caminata que se cruza con esculturas. El arte urbano está en todos los rincones y hay polos que lo concentran en particular, como las galerías del barrio de Recoleta y Palermo o un paseo por el Distrito de las Artes, en La Boca, con la Usina y sus magníficos espectáculos a la cabeza. Pasa todo el año y para visitantes de cualquier edad, siempre hay algún evento que amerite recalar en un festival de cine o música, una muestra itinerante o una feria literaria. Cuando se ansíe un descanso, aparecerá en el camino un bar notable o una librería donde cobijarse un rato o tomar un cafecito. Los que prefieran el aroma y la magia de los libros viejos, también se cruzarán con una feria de usados al aire libre o un local de ejemplares antiguos, donde encontrar primeras ediciones de colección, autografiadas por sus autores.

Para activar la conexión espiritual basta incluso con elevar la vista en el centro de la ciudad y encontrar cúpulas góticas, edificios históricos y diferentes estilos arquitectónicos que dan forma a una Buenos Aires ecléctica.

Se contempla y también se entra en acción, con algún curso o un taller de arte donde poner manos a la obra y, de paso, interactuar con los porteños, que recomendarán los mejores lugares donde ir según distintos intereses.

La sorpresa se completa al escuchar a un escritor presentar su último libro o dar una charla, o a un artista que guía una visita por su propia muestra. Todo puede pasar en la Ciudad de Buenos Aires, un museo gigante dispuesto a recibir a cualquiera que quiera recorrerla.

 

A la Ciudad de Buenos Aires se llega en avión, por el aeroparque Jorge Newbery, en ómnibus o en auto, por las Rutas Nacionales 3, 5, 7, 8 y 9.

  • Ver Mapa
  • Eventos

Experiencias Relacionadas