Aventuras entre naturaleza y dinosaurios en La Rioja

El mismo lugar donde anidaban y empollaban sus huevos animales prehistóricos hoy recibe a los viajeros que buscan conocer el pasado. Descubrilo por los senderos rojizos de Sanagasta.

Visitar el Parque Geológico Natural Sanagasta es remontarse a millones de años atrás. Imaginar gigantes dinosaurios pisando la tierra sobre el mismo suelo en el que se está y admirar las formaciones cretácicas, de curiosas siluetas en el bolsón de Huaco, a la vera de la Ruta 75.

Aquí, en la provincia de La Rioja, estos míticos animales hacían sus nidos y de los vestigios de ese pasado se traducen sus costumbres, entre ellas, las técnicas con las que empollaban sus huevos y anidaban. Viajeros de todas las edades se maravillan al llegar a este lugar de gran valor natural y científico, donde un centro de interpretación ayuda a descubrir la evolución de estos gigantes.

El yacimiento, al norte de la localidad de Sanagasta, posee también plantas fósiles y toda una historia de erosión eólica; son entre 65 y 95 millones de años de recorrido, un espacio de tiempo que resulta difícil imaginar y que invita al descubrimiento.

La riqueza del lugar dio pie a la creación de los sitios naturales protegidos con el fin de preservar los restos paleontológicos de joyas tales como los popularmente llamados riojasaurios, entre los dinosaurios más grandes de la Argentina. Imponentes, las réplicas a escala de, entre otros, reptiles voladores, carnívoros de diez metros de largo y la especie herbívora de extenso cuello e igual cola bautizado titanosaurius, sorprenden y deslumbran. Emplazadas en el mismo entorno natural donde se hallaron restos paleontológicos -como huevos y zonas de anidada-, las esculturas realistas permiten imaginar escenas que ocurrieron en este ambiente de intensos colores rojizos.

Hay mucho que aprender entre tanto asombro, en cualquier momento del año y de marzo a octubre en particular. Una escapada es suficiente y vale combinarla con el Parque Nacional Talampaya y una visita al Museo de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional de La Rioja, para comprender mejor tanta espectacularidad junta.

 A La Rioja se llega en avión, al aeropuerto Cap. Vicente A. Almonacid; en ómnibus o en auto, por la Ruta 40, 76, 75, 38, 5, 73, 77, 79 y 141. 

  • Ver Mapa