El Impenetrable

Naturaleza exuberante, rústicos paisajes, flora, fauna y amables anfitriones invitan a perderse Chaco adentro en un santuario ecológico con mucho por descubrir.

Apenas llegando a Juan José Castelli, la puerta de entrada al Impenetrable, por la Ruta Nacional 95, la mezcla de aromas de la imponente vegetación y los sonidos de las aves generan que los sentidos comiencen a despertarse para quedarse atentos hasta el final de la aventura. La naturaleza da una cálida bienvenida, pero también algún criollo nacido en el lugar, quien no duda en ofrecer a los visitantes unos mates junto a largas anécdotas.

Se acerca más gente. Los primeros en llegar son los niños, que se quedan cerquita, sin decir palabra. Juegan y ríen entre ellos, tímidamente, mostrando ingeniosas manualidades que a simple vista revelan ser de creación propia.

Después de compartir ese momento, una larga caminata por un sendero cerrado con arbustos y árboles espinosos conduce hasta el río, donde se sigue en piragua hacia el fluir de la corriente mansa. Se ven yacarés cerca de la ribera, la inmensidad supera cualquier expectativa y la intriga se hace gigante al escuchar sonidos en el monte de animales que no se ven. Sin embargo, la sensación de estar en un refugio es permanente.

La vuelta se emprende al caer el sol, por un sendero diferente al primero, que permite observar y descubrir árboles de distintas especies que no se habían visto anteriormente. Empieza a refrescar y el crujir de las hojas, algunas partes del suelo húmedo y el eco de los animales nocturnos que ya empiezan a expresarse suman un plus de aventura al recorrido.

Cuando llega la noche, antes de ir a dormir a una cabaña o una carpa, cenar un chivo a las brasas acompañado de un rico zapallo es el broche de oro. La calma y un firmamento minado de estrellas llenan el ambiente de paz y llaman a seguir atentos para no perder ningún detalle de este místico territorio.

 

A la provincia de Chaco se llega en avión, al Aeropuerto Internacional Resistencia, en ómnibus o en auto, por la Ruta 11 o la 16.

  • Ver Mapa