Entre Ríos, entre termas

Aguas calientes y relajantes aguardan en complejos llenos de paz, naturaleza y confort, para olvidarse de la rutina y el estrés.

Los viajeros no dejan pasar mucho tiempo entre que llegan a Entre Ríos y se sumergen en las aguas termales. La tentación está ahí, por todos lados y en medio de la naturaleza, así que no hay motivo para no acceder al relax. Gualeguaychú, Concepción del Uruguay, Colón, San José, Villa Elisa, Concordia, Villaguay, Federación, Chajarí, La Paz, Basavilbaso. Los destinos que gozan de aguas llenas de propiedades benéficas son muchos y están al alcance para que todos los viajeros se desconecten de la rutina en un abrir y cerrar de ojos.

Las cualidades de estas aguas sagradas son únicas y cada visitante lo siente tanto en el cuerpo como en el espíritu apenas se sumerge. El acuífero guaraní aporta las condiciones necesarias para que los baños oscilen entre los 36 y los 42 grados y esa grata temperatura quita todo rasgo de estrés, acaricia la piel dejándola con una suavidad asombrosa y se lleva los dolores y las preocupaciones que los visitantes acarreaban desde sus pagos.

En familia, en pareja o con amigos, los complejos se disfrutan con tranquilidad y también entre risas; se dan charlas eternas en el agua y silencios oportunos para meditar en paz. El placer y el bienestar son absolutos a lo largo de la jornada entera y el paisaje entrerriano enmarca el cuadro con su vegetación frondosa y su ritmo litoraleño, tan diferente a la velocidad de las grandes ciudades.

La cordialidad de la gente del lugar colabora con el disfrute, y la gastronomía y la oferta hotelera de la zona completan la propuesta. No sólo hay complejos donde zambullirse con ganas; el relax incluye también servicios de spa y masajes, siestas y parques acuáticos ideales para los más chicos; cabañas y hoteles para mantenerse independiente o darse el gusto de no hacer nada; alquiler de batas y toallas y las oportunidades que brinda el río. Una escapada alcanza, pero una semana tienta. Por suerte, se elija la opción que se elija, las termas están ahí, dispuestas a recibirnos todo el año.

 

A Entre Ríos se llega en avión al aeropuerto General Urquiza; en ómnibus o en auto, por la Ruta 39, 127, 12 y 14. El PN se encuentra sobre el km 199 de esta última ruta.

  • Ver Mapa
  • Eventos

Experiencias Relacionadas