Gracias al Sol, el origen de la tierra

Durante cinco días, San Juan vive a pleno los festejos y eventos enmarcados en la Fiesta Nacional del Sol. Gastronomía típica, shows de nivel internacional, identidad y vinos en medio de las majestuosas montañas.

A fines de febrero, durante cinco días, hay mucho que elegir en la ciudad de San Juan y la Quebrada de Zonda. Con amigos, en familia y con los chicos, o en pareja, la excusa es ir a la Fiesta Nacional del Sol, única en la Argentina en su tipo.

Los viajeros se suman para agasajar al astro por los más de doscientos días de luz que brinda a la provincia por año, lo que se traduce en buena producción, en costumbres gratas.

El asombro y la curiosidad están a la orden del día para seguir la línea argumental. En cada edición se elige una temática distinta y atraviesa cada uno de los eventos que se realizan, siempre con un denominador común: la riqueza de la cordillera y el vino.

La invitación está hecha, a pasear por las ferias, participar de las actividades que contactan a los visitantes con la identidad y la cultura sanjuanina, y degustar  alguna de las comidas típicas en los diferentes stands para recobrar energías y seguir disfrutando. Aún queda también el gran y colorido Carrusel del Sol, comprar artesanías, conocer la gente de San Juan y bailar inmersos en el clima alegre al ritmo de los shows artísticos, nacionales e internacionales.

Sólo hay que decidir entre ir cinco días o una semana, elegir dónde dormir entre el amplio abanico de opciones y entonces sí, basta con dejar el equipaje y adentrarse en los festejos hasta el final.

Uno de los puntos fuertes es el espectáculo final, donde hay un inmenso despliegue de artistas y tecnología de punta como la del video mapping, que ingresó al libro de Récord Guinnes como la proyección digital más grande del mundo e invita a contemplar visuales brillantes. Toda la celebración se realiza teniendo siempre como lienzo las montañas, en donde se funde el marco natural y la mano del hombre.

A San Juan se llega en avión vía el aeropuerto Domingo F. Sarmiento, en ómnibus o en auto, por la Ruta Nacional 40.

  • Ver Mapa