Historia y religión por las huellas judías de Santa Fe

Los primeros habitantes de origen judío que llegaron a la Argentina sembraron raíces en pueblos de Santa Fe. Un recorrido calmo y lleno de cultura permite conocer la primera colonia del país y sus tradiciones.

Llegar a Moises Ville, Palacios, Monigotes o Palmeras es volver atrás en el tiempo. Las vivencias y emociones de las primeras personas que arribaron con sus valijas cargadas de ilusiones a una tierra inhóspita y agreste, reviven y transmiten la fuerza de toda una cultura de inmigrantes. En las colonias judías de Santa Fe los pueblos están cargados de historias y sus habitantes las comparten gustosos con los viajeros que las buscan.

Las comunidades de estos pagos son prósperas y pujantes y el espíritu asociativo que dio lugar a ello se respira en el aire. Hay mucho que aprender en estos parajes únicos. Se recorren sus calles y la arquitectura da cuenta de un legado que abarca tanto la religión, como los sabores de la gastronomía local y las costumbres.

Al noroeste de la provincia, Moises Ville fue la primera colonia judía organizada de la Argentina y es un buen punto para comenzar un recorrido. El casco urbano del pueblo fue declarado Monumento Histórico Nacional y sus calles atesoran la biblioteca popular Barón Hirsch, fundada en 1913 recordando al visionario que impulsó el arraigo. Una caminata tranquila lleva a la sinagoga Brener y conmueve saber que se mantiene en pie desde 1905 con su mobiliario original.  Lo mismo sucede con el Cementerio Israelita, de 1891, el más antiguo de la Argentina.

La comunidad se extendió luego a otras localidades, así que la historia –y el viaje- continúa por pueblos como Palmeras, Monigotes y Palacios, todos en el departamento de San Cristóbal. Aquí es válido perderse entre museos, caminatas por veredas arboladas, pasado y gastronomía que enseñan tanto como las charlas con la gente de la zona, siempre dispuesta a compartir sus costumbres.

Más de un siglo de vida en estas tierras permite rememorar, en apenas una escapada de dos o tres días y en cualquier momento del año, cómo llegaron y qué construyeron los primeros inmigrantes de origen judío a la Argentina. Identificar sus expresiones culturales y saber un poco más del crisol de tradiciones y creencias que conforman nuestro país.

 

A Santa Fe se llega en avión, al aeropuerto Islas Malvinas o al Sauce Viejo (a 15 kilómetros de Santa Fe de la Vera Cruz). También en ómnibus o en auto, por la Ruta 11, 33 y 34. Por esta última se llega al noroeste, empalmando con la Ruta Provincial 69.

 

  • Ver Mapa

Experiencias Relacionadas