Huella gaucha jujeña, un camino rico en tradiciones

Entre yungas densas, aves de cientos de especies y sabores locales, un camino lleno de colores criollos. Una experiencia rural vestida de historia.

En medio de la selva, donde a lo largo de la Guerra de la Independencia (1810 a 1825) las guerrillas gauchas se ocultaban para atacar por sorpresa a los españoles que ingresaban por la Quebrada de Humahuaca, ahora camina un grupo de viajeros. En ese paisaje espeso de flora y fauna, quizás poco asociado a la cultura gaucha, se comprende con más detalle la historia y se disfruta la naturaleza del Norte de la Argentina.

A un par de kilómetros de San Salvador de Jujuy hacia el este, casi en el campo, el barrio San José de Chijra es el punto de partida de la aventura que va a continuar a lo largo de la RP 35 visitando los parajes de Barro Blanco, Tilquiza, Corral de Piedras,  Finca el Quirusillal y Ocloyas, cada uno de ellos con su particularidad pero todos identificados por su origen gaucho.

Sombrero ovejuno de ala ancha, pañuelo al cuello, bombachín y botas se diferencia en la vestimenta de estos lares, mientras el aroma de comidas típicas acompaña las celebraciones y tradiciones campestres que se presentan a diario en la región a las que los visitantes son bienvenidos a participar.

Degustar un dulce casero de frutas recién cosechadas o un queso, probar un bollo calentito en una ronda de mates donde el lugareño comparte leyendas o relata la Historia e historias de personajes del lugar, no hacen más que impulsar la decisión de realizar una cabalgata por caminos o senderos cercanos, en un entorno que ayuda a concebir y comprender el ser criollo.

La conexión natural va de la mano. El cantar de las aves acompaña la aventura en la zona de transición de la Reserva de Biósfera de las Yungas, donde el paisaje esmeralda de los cerros es atravesado por ríos de aguas transparentes que corren todo el año con distinta intensidad. Sólo resta consultar el estado del camino (sobre todo en época estival) y decidir si hacer una escapada o aprovechar más tiempo para quedarse en cada una de las localidades y complementar el viaje con un paseo en bicicleta, avistaje de aves o trekking, entre otras actividades.

San José de Chijra, Barro Blanco, Tilquiza, Finca el Quirusillal y Ocloyas brindan alojamiento y gastronomía rural, y hay opciones para todos los gustos en San Salvador de Jujuy, a sólo 30 kilómetros de este denso paraíso. 

 

A Jujuy se llega en avión, al aeropuerto Gobernador H. Guzmán, en ómnibus o en auto, por la ruta nacional Nº 40, la ruta nacional Nº 52, la ruta nacional Nº  9 y la ruta provincial Nº 34.

  • Ver Mapa