Parque Luro, un sinfín de experiencias

La reserva provincial, primer coto de caza de la Argentina, es un oasis lleno de encantos. El único bosque de caldén del mundo y los ciervos son atractivos tan memorables como un atardecer en el lugar y una visita a su castillo.

Los viajeros se despiertan, desayunan y salen a caminar. Se cruzan con aves migratorias, a lo lejos ven a una manada de ciervos que pasea tranquilamente y una laguna brilla bajo el sol. La combinación se da en la reserva provincial Parque Luro, que refleja la identidad pampeana en cada detalle de su naturaleza.

Aquí se realizan avistajes de flora y fauna y se aprende la historia que forjó a la provincia. Tener un pantallazo general de toda La Pampa es posible en este punto estratégico que recibe a los viajeros con ambientes típicos de la región, reunidos en este espacio natural privilegiado. Hay salitrales, lagunas, médanos y el único bosque de caldén del mundo, ícono de la geografía pampeana y que atrae a científicos nacionales e internacionales a realizar sus investigaciones y observaciones.

Es tarea fácil olvidarse de los problemas y contactarse con la paz en este remanso lleno de colores y sonidos. Los amaneceres y atardeceres son únicos y cada estación del año regala postales diferentes, llenas de verdes o de ocres, además de espectáculos únicos de la naturaleza como la brama de ciervos, que se da en marzo y abril de cada año. Los visitantes también se entusiasman con conocer la historia del lugar al ver su imponente castillo, hoy Museo Histórico Nacional, que fuera de Pedro Luro, y visitado por la aristocracia europea y argentina. Se trata de un chatêau de principios de siglo XX, primer coto de caza del país y parte del Mamúl Mapú, antiguo poblado de tehuelches y ranqueles.

Andar por los senderos de esta reserva es sumergirse en la sensación de tranquilidad que emite el ecosistema, descansar y emprender pequeñas travesías en cualquier momento del año, en apenas un día.

 

 A La Pampa se llega en avión, al aeropuerto Santa Rosa, en ómnibus o en auto, por las Rutas Nacionales 35, 5, 151,152, 154 y 188 y las Provinciales 10 y 18. 

  • Ver Mapa