Placer y cultura urbana en plena provincia de Buenos Aires

Gastronomía, historia, festivales y movida nocturna se combinan con el contacto de la naturaleza en las ciudades de Buenos Aires. Una escapada por sus encantos abre la puerta para conocerlas.

Con una historia hecha de retazos de memoria de inmigrantes, mestizos y criollos, la cultura y la identidad de la Provincia de Buenos Aires se reflejan y exaltan en singulares costumbres, gastronomía, patrimonios culturales e infraestructura.

Desde la modernidad de sus grandes centros urbanos, La Plata, Bahía Blanca, Mar del Plata, Olavarría y Junín cautivan los sentidos con su complejidad característica, que atrae visitantes de distintas procedencias y en busca de diferentes satisfacciones. En las ciudades de Buenos Aires, cualquier viajero encuentra lo necesario para convertir su estadía en una experiencia placentera, apasionante y única.

En la Plata, la mágica República de los Niños es un clásico vigente. Esta ciudad en escala construida para chicos de diez años, cuenta la leyenda, fue la inspiración nada menos que de Walt Disney. El Museo de Ciencias Naturales (el principal del tema en habla hispana) y la catedral neogótica de la ciudad de las diagonales son otros puntos clave a recorrer en una visita a esta urbe llena de vida cultural. Es respirar modernidad pero también calma, llenarse los ojos de riquezas arquitectónicas y de colores.

Tanto allí como en Junín se sigue la historia de Eva y Perón. En efecto, estas dos ciudades se encuentran dentro del circuito turístico “Los Caminos de Evita y Perón”, que pasa por la Iglesia de San Francisco, en La Plata, donde los dos líderes se casaron y donde impulsaron la creación de la República de los Niños. En Junín emociona visitar la escribanía donde contrajeron matrimonio, el Estadio Eva Perón, el Teatro Italiano y la Escuela N°1 donde estudió Evita, entre otros lugares históricos.

En Bahía Blanca se encuentra el mayor puerto nacional de aguas profundas, Ingeniero White, apto para recibir cruceros y caracterizado por su atractivo entorno de casas de chapa, construcciones inglesas y calles empedradas por las que caminar, y cantinas y restaurantes de gastronomía típica a los que entrar. Y en abril se come particularmente bien en la Fiesta Nacional del Camarón y el Langostino.

En la popular Mar del Plata, como es sabido, las atracciones son innumerables. La oferta cultural y teatral, la gastronomía y los festivales –entre los que se destacan el de cine y Moda Show- se mezcla con los intensos paisajes de playa, sus 47 kilómetros de mar, bahías y acantilados rocosos ideales tanto para la práctica de deportes náuticos como para admirar tomando un cafecito.

En Olavarría, mientras tanto, conviven las sierras con la urbanidad. Una importante red de museos se extiende en los pueblos y es fácil encontrar muy buena artesanía en plata. Además, es el lugar ideal para los adeptos al automovilismo, con un moderno circuito que contagia la emoción por esta disciplina.

Tanto de día como de noche, en estas ciudades bonaerenses conviven los diversos paisajes de nuestro territorio con la historia y el patrimonio cultural. Recorrerlas en un día, vivirlas en un fin de semana largo o caminarlas en unas largas vacaciones es tan grato que hasta nos vamos a mimetizar con ese equilibrio entre lo urbano y lo natural.

 

A las ciudades de la Provincia de Buenos Aires se llega en ómnibus, en tren o en auto, por la autopista Buenos Aires-La Plata.

  • Ver Mapa

Experiencias Relacionadas