Saltos del Moconá

Los famosos saltos de Moconá se pueden admirar bien de cerca en una navegación por el río Uruguay. A través de la riqueza que ofrece la reserva de biósfera Yabotí, está la posibilidad de conectarse con la naturaleza.

La localidad de El Soberbio es la puerta de entrada a la búsqueda del descanso tan deseado. No hace falta recorrer muchos kilómetros para sentirse inmerso en la plenitud de la selva.

La experiencia principal es recorrer los saltos del Moconá en una embarcación semirígida. Esa caprichosa falla geológica hizo que la formación de los saltos se diera de manera longitudinal al río, lo cual hace, literalmente, que el agua derrame su energía de costado. Si se tiene suerte, las afloraciones de rocas se pueden observar y los 3 kilómetros de saltos muestran unos 7 metros de altura. 

De vuelta al centro de atención al visitante, una opción es dejar la adrenalina de lado e iniciar un camino por los diferentes senderos que trasladan a los viajeros adentro de la selva paranaense, por especies endémicas, exóticas y helechos en extinción. La vegetación sólo permite transitar por caminos muy bien demarcados, donde la densidad verde se cierra ante los ojos y los sentidos se conectan con el entorno. 

 

Encontrá más info de los Saltos del Moconá.

  • Ver Mapa