Tren a las Nubes, sobre rieles y muy cerca del cielo

En el Tren a las Nubes vas a atravesar poblados y paisajes desde lo más alto. Magia y naturaleza entre cardones, montañas áridas, el viento puro y la riqueza de la cultura andina se dan cita en este medio increíble.

Imaginate arriba de uno de los tres trenes más altos del mundo, atravesando montañas, campos de cardones y bosques de alisos a 4250 msnm. La experiencia es imperdible, de esas que se dan una sola vez en la vida y son difíciles de transmitir. Y lo más importante: es una posibilidad real acá en Argentina, en la provincia de Salta.

El Tren a las Nubes es una de las obras de ingeniería más importantes del país, un ícono del norte y el tren más significativo a nivel turístico en la Argentina. Es muy famoso, y las emociones que se sienten al viajar en él van más allá de los datos. Es parte de la vida local, hay pueblos esperando al tren, y es el medio que brinda la posibilidad de, nada menos, tocar el cielo con las manos.

De marzo a noviembre, el recorrido comienza en Salta y atraviesa, sigue por Campo Quijano, Quebrada del Toro y San Antonio de los Cobres, y en ese andar atraviesa paisajes muy diferentes, desde la ciudad hasta lo más árido de la montaña. Es un paseo que permite el contacto directo con el cielo azul y la cultura ancestral de la puna en el aroma a coca, la sensación del viento en el cuerpo, la Quebrada del Toro multicolor y, desafiando la gravedad, los puentes y viaductos que se cruzan en la travesía; los rulos, túneles y zigzags. En el camino, los pequeños poblados de agricultores dan la bienvenida a los visitantes como los pastores y los mineros que andan alrededor de estaciones de trenes típicas conservadas en el tiempo.

Al regresar, en ómnibus, parar en el Mercado Artesanal de San Antonio de los Cobres y el Museo de Santa Rosa de Tastil, para aprender más de la cultura local y comprar artesanías es un broche de oro ideal. Vamos a querer llevarnos muchas, y entre ellas un pedacito de nube de recuerdo.

 

A la provincia de Salta se llega en avión al aeropuerto Martín Miguel de Güemes, en micro o en auto, por las Rutas 68, 34, 9 y 40.

  • Ver Mapa